martes, 1 de marzo de 2011











2 comentarios:

  1. Si tan sólo escucháramos a Dios así como le hablamos, qué distinto sería todo!!!...
    Acaso Dios resistiría si hubiera FE, AMOR Y CONFIANZA en nuestras oraciones???

    Seguiré orando, escuchando y amando... AL ÚNICO PERFECTO!!!

    BELLAS IMÁGENES PADRE!!! GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  2. Practicamos el silencio,hay momentos,en el amor donde las palabras son innecesarias...gozamos la experiencia del amor de Dios..

    ResponderEliminar